Noticias

Viktor Orbán recibe ovación de pie de CPAC por decirles a los globalistas ‘Váyanse al infierno’

Ads

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, hizo que la multitud en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Texas se pusiera de pie después de que les dijo a los globalistas que «se fueran al infierno».

«Hemos visto qué tipo de futuro tiene para ofrecer la clase dominante globalista. Pero tenemos un futuro diferente en mente», dijo Orbán durante su discurso del jueves. «Los globalistas pueden irse todos al infierno, he venido a Texas».

Sus comentarios fueron bien recibidos por la multitud conservadora, que rápidamente vitoreó y le dio al primer ministro una ovación de pie en la conferencia anual.

Orbán, que ha sido alienado por sus vecinos europeos por sus críticas al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, fue bien recibido por los conservadores en la conferencia de Dallas por su postura de línea dura sobre la inmigración y los derechos LGBTQ.

El líder de extrema derecha, que fue el único líder de la Unión Europea que respaldó al expresidente Donald Trump en 2016, también es visto como el aliado más cercano del presidente ruso, Vladimir Putin, en la UE.

El año pasado, el presentador de Fox News, Tucker Carlson, elogió a Orbán como el único «líder electo actual que se identifica públicamente como un conservador al estilo occidental».

Viktor Orban CPAC Hungría
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, recibió una ovación de pie en la Conferencia de Acción Política Conservadora CPAC celebrada en el Hilton Anatole el 4 de agosto de 2022 en Dallas, Texas. El líder de extrema derecha fue el único líder de la Unión Europea que respaldó al expresidente Donald Trump en 2016.
Brandon Bell/imágenes falsas

La aparición de Orbán en la conferencia generó preocupaciones de que los republicanos están abrazando a un líder que ha sido acusado de socavar las instituciones democráticas de Hungría. Recientemente ha sido criticado por sus comentarios que se oponen a una sociedad de «mestizos» en Europa.

“Estos países ya no son naciones: no son más que un conglomerado de pueblos”, dijo durante un discurso el mes pasado en Rumania, según una traducción de Associated Press.

“Estamos dispuestos a mezclarnos, pero no queremos convertirnos en pueblos mestizos”, agregó Orbán. «La migración ha partido a Europa en dos, o podría decir que ha partido a Occidente en dos».

Sus comentarios llevaron a su confidente de toda la vida, Zsuzsa Hegedus, a renunciar días después. En su carta de renuncia, Hegedus escribió que ni el «racista más sanguinario» podría aprobar los comentarios de Orbán.

El jueves, el primer ministro concluyó su discurso diciéndole a la multitud estadounidense que «el mundo mira hacia ustedes para el futuro».

«El futuro de Occidente está en grave duda. Nosotros en Occidente no hemos enfrentado una crisis como esta en mucho tiempo», dijo Orbán.

«Las guerras ideológicas del siglo XX contra los poderes totalitarios de la Alemania nazi y la Unión Soviética fueron terribles. Pero el Occidente democrático se unió y los derrotó a ambos», agregó. «Ahora Occidente está en guerra consigo mismo».

Ads

Oliver Barker

Nació en Bristol y se crió en Southampton. Tiene una licenciatura en Contabilidad y Economía y una maestría en Finanzas y Economía de la Universidad de Southampton. Tiene 34 años y vive en Midanbury, Southampton.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba